Antes de inscribirse en la Escuela Secundaria Acalanes, Donna de Varona ya había establecido un récord mundial en los 400 metros combinados individuales y, a los 13 años, fue la miembro más joven del Equipo Olímpico de los Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de Roma 1960.

De hecho, era un prodigio de la natación.

De Varona nadó en las eliminatorias preliminares del relevo de estilo libre de 4×100 metros en Roma, pero no nadó en la final ya que Estados Unidos ganó la medalla de oro. Cuatro años más tarde, en los Juegos Olímpicos de Tokio de 1964, nadó hacia el oro, tanto en el medley individual de 400 (en su debut olímpico, cuando las oportunidades para las mujeres lucharon para igualar a las de los hombres) como en el relevo de estilo libre de 4×100.

Que llevó a de Varona a aparecer en la portada de las revistas Sports Illustrated y Life y a ser nombrada la mejor atleta del mundo por Associated Press y United PressInternational. Había establecido 18 mejores tiempos y / o récords mundiales.

Y aún así, su carrera estaba en una encrucijada. Las becas atléticas universitarias no estaban disponibles para las mujeres jóvenes y para recibir cualquier contrato de respaldo, tendría que renunciar a su estatus de amateur.

” Así que si quería ir a la universidad, tenía que dejar de nadar”, escribió de Varona en una cuenta en primera persona. “Me inscribí en la UCLA. Me contrataron para representar a la compañía de trajes de baño Speedo, y comencé a trabajar para ABC como comentarista.”

El papel de De Varona como analista en Wide World of Sports de ABC fue innovador: Fue la más joven y una de las primeras mujeres en un papel de red. Y eso la inició en un camino que no incluía exclusivamente comentarios sobre deportes, sino también como pionera de la igualdad de género. Con la estrella del tenis Billie Jean King, de Varona cofundó la Women’s Sports Foundation. Más tarde presidió la Copa Mundial Femenina, se desempeñó como jefa de relaciones gubernamentales para el Comité Olímpico de los Estados Unidos, sentó las bases para la Agencia Mundial Antidopaje y recibió la Orden Olímpica del Comité Olímpico Internacional por sus contribuciones al deporte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.