Cómo evitar que Su Perro ladre en 5 sencillos Pasos!

¿tienes problemas con tu perro ladrando? Cansado / a de escuchar, o quejas de los vecinos? Estamos aquí esta semana con nuestros seis mejores consejos para aliviar los ladridos de sus perros.

Recuerde siempre tener en cuenta estos consejos durante el entrenamiento:

  • No le grites a tu perro que se calle, solo suena como si estuvieras ladrando con él.
  • Mantenga sus sesiones de entrenamiento positivas y optimistas.
  • Sea consistente para no confundir a su perro. Todos en su familia deben aplicar los métodos de entrenamiento cada vez que su perro ladre de manera inapropiada.
  1. Elimina la motivación

Tu perro recibe algún tipo de recompensa cuando ladra. De lo contrario, no lo haría. Averigua qué saca de ladrar y quítatelo. Puede ser que le grites, para un perro esto no puede ser visto como una reprimenda, sino como una atención de tu parte.

2. Ignore los ladridos

Ignore los ladridos de su perro durante el tiempo que le lleve detenerse. Eso significa que no le prestes atención mientras ladra. Tu atención solo lo recompensa por ser ruidoso. No le hables, no lo toques, ni lo mires. Cuando finalmente se calme, incluso para respirar, recompénsalo con un regalo.

Para tener éxito con este método, debe esperar el tiempo que le lleve dejar de ladrar. Si él ladra durante una hora y finalmente llegar tan frustrado que gritarle que se callara, la próxima vez probablemente la corteza de una hora y media. Aprende que si ladra lo suficiente, le prestarás atención.

3. Desensibiliza a tu perro al estímulo

Haz que tu perro se acostumbre gradualmente a lo que le está haciendo ladrar. Comience con el estímulo (la cosa que le hace ladrar) a distancia. Debe estar lo suficientemente lejos como para que no ladre cuando lo vea. Dale muchas golosinas. Mueva el estímulo un poco más cerca (tal vez tan solo unos centímetros o unos pies para comenzar) y alimente golosinas. Si el estímulo se pierde de vista, deje de darle golosinas a su perro. Quieres que tu perro aprenda que la apariencia del estímulo conduce a cosas buenas (¡golosinas!).

4. Enseñe a su perro el comando “silencioso”

Puede sonar sin sentido, pero el primer paso de esta técnica es enseñarle a ladrar cuando lo ordene. Dele a su perro la orden de” hablar”, espere a que ladre dos o tres veces y luego colóquele un sabroso manjar delante de su nariz. Cuando deje de ladrar para oler la golosina, alabadle y dadle la golosina. Repite hasta que empiece a ladrar en cuanto digas “habla”.”

Una vez que su perro pueda ladrar de manera confiable a la orden, enséñele el comando “silencioso”. En un ambiente tranquilo y sin distracciones, dile que ” hable.”Cuando empiece a ladrar, diga “silencio” y colóquese una golosina delante de su nariz. Alabadle por estar callado y dadle el regalo.

5. Pregúntale a tu perro por un comportamiento incompatible

Cuando tu perro empiece a ladrar, pídele que haga algo incompatible con los ladridos. Enseñarle a su perro a reaccionar a los estímulos de ladridos con algo que lo inhiba de ladrar, como el comando sentarse.

6 (¡BONUS!). Mantenga cansado a su perro

Asegúrese de que su perro esté haciendo suficiente ejercicio físico y mental todos los días. Un perro cansado es un buen perro y es menos propenso a ladrar por aburrimiento o frustración. Dependiendo de su raza, edad y salud, su perro puede requerir varios paseos largos, así como un buen juego de perseguir la pelota y jugar con algunos juguetes interactivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.