Abogado Defensor de Tráfico de Drogas de Dallas

En el estado de Texas, los acusados a veces se sorprenden de ser acusados de tráfico de drogas, ya que hay numerosas acciones que se ajustan a la definición del delito. Se considera que una persona está “traficando” drogas si fabrica, entrega o posee ciertas drogas con la intención de entregarlas. Un acusado también puede enfrentar cargos de tráfico simplemente por poseer una cantidad específica de narcóticos.

Tanto el gobierno estatal como el federal han perseguido condenas por drogas de manera más agresiva a lo largo de los años, por lo que el sistema de justicia penal impone algunas de las pautas de sentencia más agresivas para delitos de drogas.

Las leyes de tráfico de drogas son de naturaleza compleja, y no siempre está claro si los cargos se ajustan a los hechos. Si usted o un ser querido es arrestado por tráfico de drogas en Texas, corre el riesgo de enfrentar sanciones severas. Sería en su mejor interés buscar representación legal de un abogado de defensa criminal que pueda proteger sus derechos y tratar de mantener sus antecedentes penales limpios. Comuníquese con David Finn, PC al (214) 871-1112 hoy para discutir sus opciones legales.

Sanciones por Tráfico de Drogas Bajo la Ley de Texas

La Ley de Sustancias Controladas de Texas clasifica las drogas en varios grupos. Un individuo puede ser condenado por un delito grave si a sabiendas fabrica, entrega o posee una sustancia controlada en el Grupo de Sanciones 1 con la intención de entregarla a otra parte. El Grupo de sanciones 1 está compuesto por sustancias como opiáceos, heroína, oxicodona, morfina, cocaína y metanfetamina.

Las sanciones por tráfico de drogas bajo la ley de Texas dependen de la cantidad de drogas que un individuo supuestamente tiene en su posesión. La cantidad total de cada droga en la presunta posesión de una persona se utiliza para establecer el nivel de los cargos contra el acusado.

Poseer menos de un gramo se clasifica como un delito grave en la cárcel estatal, y se castiga con una multa de 1 10,000 y entre 180 días y dos años en la cárcel estatal.

Poseer de uno a 3.99 gramos es un delito grave de segundo grado, y se castiga con una multa de 1 10,000 y entre dos y 20 años de prisión.

Poseer de cuatro a 199 gramos se clasifica como un delito grave de primer grado, y se castiga con una multa de 1 10,000 y entre cinco y 99 años de prisión.

Poseer de 200 a 399 gramos también se considera un delito grave de primer grado, y se castiga con una multa de 1 100,000 y desde 10 años de prisión hasta cadena perpetua.

También es un delito grave de primer grado, poseer más de 400 gramos se castiga con una multa de hasta 250.000 dólares y conlleva una sentencia de 15 años de prisión a cadena perpetua.

Confiscación de Dinero y Propiedad

Al igual que con las condenas federales por drogas, las condenas por drogas en Texas pueden resultar en confiscaciones civiles, la pérdida de propiedad personal como casas, vehículos, dinero en efectivo y otras pertenencias personales.

El producto de todos los bienes confiscados no se destina al tesoro público, sino a los fondos de los organismos encargados de hacer cumplir la ley. Por lo tanto, se alienta a la policía a incautar y confiscar la mayor cantidad posible de los bienes del delincuente, independientemente de que estén realmente asociados con las actividades relacionadas con las drogas del delincuente.

Llame a David Finn, PC Hoy

Además de multas y tiempo en la cárcel, un delito de tráfico de drogas conlleva numerosas consecuencias colaterales, como dificultades para continuar con la educación, obtener un trabajo e incluso obtener ayuda financiera. Una condena por tráfico de drogas también puede hacer que no sea elegible para obtener licencias profesionales específicas y llevar a la denegación de solicitudes de visa, ciudadanía o residencia permanente. Si ha sido acusado de un delito de tráfico de drogas, es crucial que se comunique con un abogado de defensa criminal experimentado y agresivo lo antes posible.

Su futuro está en juego, por lo que una de las decisiones más importantes que puede tomar en su caso es seleccionar al abogado adecuado con el que trabajar. David Finn, P. C. luchará agresivamente para proteger sus derechos y crear la defensa más fuerte posible. Llame al (214) 871-1112 hoy mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.